Una cooperativa argentina que cumple 100 años y que creció con eje en el agregado de valor

En el noreste de Santa Fe, un grupo de 33 productores fundó la Unión Agrícola Avellaneda en 1919. Hoy tiene más de 1.700 asociados y produce granos, carne de pollo y cuenta con una cadena de supermercados propia.
0
62

La Unión Agrícola de Avellaneda es una cooperativa que fundaron 33 productores -muchos colonos friulanos- el 21 de septiembre de 1919 en uno de los rincones con más empuje del noreste de Santa Fe. Los que impulsaron la idea fueron Alfonso Passarino y José Ángel Nardín, quienes ocuparon respectivamente los cargos de primer presidente y primer secretario y gerente de la entidad que este sábado cumple 100 años.

En la actualidad, la cooperativa tiene 930 empleados y 1.750 asociados. Cada año acopia 1.300.000 toneladas de girasol, soja, trigo, maíz, sorgo, algodón y cártamo, y vende unos 57 millones de litros anuales de combustibles. Además faena unos 9 millones de pollos anualmente.

Las primeras operaciones se registraron en 1920 y consistieron en la compra de harina de trigo y la venta de la producción de maní y lino, los principales cultivos de la zona en esos años.

Pioneros. Un grupo de 33 colonos conformó la cooperativa en el noreste santafesino. (Imagen de 1929)

Pioneros. Un grupo de 33 colonos conformó la cooperativa en el noreste santafesino. (Imagen de 1929)

Una de las primeras inversiones de la cooperativa fue la compra de cuatro equipos de trilla, con su tractor a vapor. Cada productor se encargaba de realizar el trabajo de cosecha y emparvado de los granos.

Los productores luego sembraron maíz, trigo, girasol y algodón, el cultivo que a mediados de la década de 1930 se convirtió en un eje de desarrollo para toda la región. Por eso, en 1949, la cooperativa instaló su primera desmotadora de algodón e inició un proceso de agregado de valor a la cosecha. En la actualidad cuenta con dos desmotadoras y un moderno laboratorio HVI de análisis de fibra.

El puente proteico

En 1948, la cooperativa radicó la primera sucursal en Arroyo Ceibal y continuó con otras en El Arazá, Lanteri, La Sarita y Guadalupe Norte, todas en el departamento General Obligado (noreste de Santa Fe). Más adelante siguieron las filiales de Barros Pazos y Villa Ocampo.

En los últimos años, la entidad también se extendió al noroeste santafesino (el departamento 9 de Julio), con sucursales en El Nochero y Tostado, a Santiago del Estero (con filiales en Bandera, Sachayoj y Pampa de los Guanacos) y a Chaco, con presencia en localidades como General Pinedo, Presidencia Roque Sáenz Peña, Pampa del Infierno, Frentones y Tres Isletas. En los últimos años también hizo pie en Salta, con sucursales en Joaquín V. González y Macapillo.

La actividad principal de estas sucursales es la provisión de insumos para el agro y el acopio y acondicionamiento de productos agrícolas, como así también la logística de comercialización y transporte a fábricas y puertos mediante la contratación de camiones, trenes y barcazas.

Diversificada. La firma creció con instalaciones de acopio y una desmotadora de algodón. (Bueyes, en 1949)

Diversificada. La firma creció con instalaciones de acopio y una desmotadora de algodón. (Bueyes, en 1949)

El laboratorio -el primero se inauguró en 1972- creció hasta contar con la última tecnología para análisis de productos agrícolas, materias primas, productos elaborados y suelos.

A comienzos de la década de 1970, además, se concentró a un grupo de productores avícolas y se formó un esquema de producción integrado, con la instalación de un frigorífico de aves (1972), una planta de alimentos balanceados (1973), una planta de incubación de huevos (1995) y granjas de reproductoras avícolas (2011). Así se cerró el círculo completo de la cadena avícola, desde la producción de huevos fértiles hasta la comercialización de pollos eviscerados enteros y trozados para el mercado interno y la exportación. Los productos se comercializan bajo la marca Enercop.

A partir de 1990 se comenzó a incursionar en la comercialización de hacienda vacuna y en menor medida porcina, con remates de reproductores, faenas a fazón en frigoríficos habilitados con hacienda con calidad controlada para la distribución en los propios supermercados. Actualmente, también se realizan remates de ganadería vacuna a través de Canal Rural en forma conjunta con la Cooperativa La Ganadera, de Entre Ríos.

Un modelo solidario para contribuir al progreso del país

Lo interesante es que la cooperativa logró crecer desde aquella primera compra de harina en conjunto a un negocio de ramos generales que ahora es una cadena de supermercados con nueve locales de venta en el norte santafesino.

La provisión de insumos para el campo avanzó de manera constante y hoy se distribuyen fertilizantes y productos fitosanitarios en toda la región norte del país. También corralón y ferretería, como así también materiales de construcción con dos modernas plantas de hormigón elaborado y entrega en obras, con la marca Hormigonar. En combustibles y lubricantes la cooperativa es uno de los mayores distribuidores de la marca YPF cuyo primer contrato se firmó el 3 de agosto de 1933.

El dato. La ccoperativa acopia 1,3 millones de toneladas de granos. (Imagen de su casa central)

El dato. La ccoperativa acopia 1,3 millones de toneladas de granos. (Imagen de su casa central)

La multiplicación de semillas también comenzó casi en los inicios de la entidad y hoy se multiplican diferentes variedades de trigo y soja. La cooperativa tiene una planta de tratamiento profesional de semillas con tecnología de punta.

La cooperativa también ofrece servicios de seguros, a través de La Segunda, y de medicina prepaga (ACA Salud) y viene desarrollando un trabajo sostenido para fortalecer el rol de la mujer en el campo y formar a los jóvenes como futuros empresarios del campo y dirigentes cooperativos. En 1945 se fundó la Juventud Agraria Cooperativista que continuó funcionando de manera ininterrumpida hasta nuestros días.

La política agropecuaria, bajo el análisis de cuatro candidatos a presidente

La capacitación técnica y empresarial también fue un objetivo inicial. En 1967 se conformó la Oficina de Desarrollo Agropecuario, que actualmente tiene en funcionamiento 6 grupos de mujeres (GEACC), 3 grupos de empresas agrícolas, 1 grupo de horticultores y 5 grupos ganaderos. Cuenta con más de 30 profesionales del agro (agronomía y veterinaria).

Es un área estratégica para seguir construyendo el futuro de una cooperativa que es clave en el norte de Santa Fe y también en el NEA y en el NOA.

Comments are closed.